Gنardianes de la Fe

El 10 de junio de 2014, Mosul, una de las ciudades más importantes de Irak, cayó bajo el poder de DAESH (Estado Islámico) en menos de cinco horas. Era una ciudad protegida por 60.000 soldados del ejército iraquí. Huyeron. Todos huyeron. Los cristianos y los musulmanes que no pretendían vivir bajo el Califato también escaparon. Por la noche entraron en la ciudad entre 300 y 500 terroristas. Ellos fueron los que conquistaron la ciudad.

Ahora mismo hay 300.000 cristianos desplazados dentro de Irak. En agosto, un grupo de jóvenes (Gنardianes de la Fe) viajaron a a la provincia de Erbil para grabar un documental contando cómo ha sido su huida y cómo es su vida ahora en un campo de desplazados, viviendo en la calle o en un centro comercial. 
DSC_0425
Alfredo Panadero fue uno de ellos y pudimos estar hablando con él el sábado. Nos contaba cómo “los cristianos de Irak han perdido el sentido de pertenencia a su propio país” y “se dan cuenta de que no van a volver a su casa”. Nos animó también a ayudarles desde Pamplona a través de tres vías:
1. Rezando, “porque muchas veces no somos conscientes del poder de la oración, aunque los cristianos de Irak son conscientes de que les ha salvado la vida.
2. Dándoles voz a través de las redes sociales. 
3. Ayudando económicamente a AIN (Ayuda a la Iglesia Necesitada), una fundación de la Santa Sede, que es la que más está ayudando en el terreno.