Siempre nos quedará París

En el último puente que hubo, un pequeño grupo de velatienses se escaparon a París. Juan Pablo tenía que asistir a un congreso en la Université Paris-Sorbonne y se llevó consigo a Javier, Dani, Lakshan y Camilo en un viaje que ninguno olvidará.

Visitaron lugares típicos, desde el Arco del Triunfo hasta los Jardines de Luxemburgo. Lo pasaron genial. Compartimos aquí unas fotos de la corta pero aprovechada travesía por la capital francesa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Loco soñador

“Sabes lo que quieres, buscas el momento,
de cortar las redes, de volar tu imperio
y si el tiempo pesa, que espere, que espere…”

foto reencuadradaA lo mejor estas letras nos suenan familiar, pero para quién no las recuerde, son las letras de una de las canciones de Carlos Lázaro, cantautor navarro y actual Director de la Escuela de Música Moderna de la Universidad de Navarra, que estuvo este sábado con nosotros.

En un ambiente familiar compartió sus experiencias en el mundo de la música, sus derrotas y triunfos. Aprovechó para darnos consejos sobre la persecución de nuestros propios sueños y de la forma de trabajar. Como decía Picasso, cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando.

También aprovechó para contarnos un poco sobre el mercado musical, al que describió cono un reino de taifas. Nos habló del poco apoyo a las nuevas caras, porque las canciones han muerto para dar paso a las marcas. Además, puso especial énfasis que lo difícil no es mantenerse en el mundo musical, lo difícil es entrar, Al final, aunque se tenga un buen producto, lo principal termina siendo el romper la barrera de las discográficas. Luego quedan dos vías: la primera es la del sello y la radio y la segunda es la independiente, camino que depende de la calidad del producto.

Al finalizar la tertulia, nos cantó algunos de sus sencillos. Entre ellos, Loco soñador, De Colón a Tribunal y Sálvame de ti. Aquí os enlazamos uno de esos videoclips suyos.

Gنardianes de la Fe

El 10 de junio de 2014, Mosul, una de las ciudades más importantes de Irak, cayó bajo el poder de DAESH (Estado Islámico) en menos de cinco horas. Era una ciudad protegida por 60.000 soldados del ejército iraquí. Huyeron. Todos huyeron. Los cristianos y los musulmanes que no pretendían vivir bajo el Califato también escaparon. Por la noche entraron en la ciudad entre 300 y 500 terroristas. Ellos fueron los que conquistaron la ciudad.

Ahora mismo hay 300.000 cristianos desplazados dentro de Irak. En agosto, un grupo de jóvenes (Gنardianes de la Fe) viajaron a a la provincia de Erbil para grabar un documental contando cómo ha sido su huida y cómo es su vida ahora en un campo de desplazados, viviendo en la calle o en un centro comercial. 
DSC_0425
Alfredo Panadero fue uno de ellos y pudimos estar hablando con él el sábado. Nos contaba cómo “los cristianos de Irak han perdido el sentido de pertenencia a su propio país” y “se dan cuenta de que no van a volver a su casa”. Nos animó también a ayudarles desde Pamplona a través de tres vías:
1. Rezando, “porque muchas veces no somos conscientes del poder de la oración, aunque los cristianos de Irak son conscientes de que les ha salvado la vida.
2. Dándoles voz a través de las redes sociales. 
3. Ayudando económicamente a AIN (Ayuda a la Iglesia Necesitada), una fundación de la Santa Sede, que es la que más está ayudando en el terreno. 

Belabarce, ¿qué es eso?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

«Belabarce, ¿qué es eso?» eso era exactamente lo que los nuevos se preguntaban. Lo cierto es que han descubierto uno de los valles más hermosos para conocer Navarra y sus montes. Ahí tuvimos el pasado fin de semana, un año más, la convivencia de inicio de curso.

El viernes por la noche cenamos juntos y, tras una larga tertulia, se repartieron las habitaciones. El sábado por la mañana hubo tres opciones: unos fueron de excursión al Rincón de Maz, para disfrutar de paisajes que se asemejan a Hobbiton; otros fueron a correr hasta el camping; y unos menos arriesgados se quedaron estudiando, para luego cocinar.

Tras la comida, preparada por Juan Pablo y su equipo, tuvimos una tertulia con Efrén sobre la vida en los pisos y otra con Rafa sobre los métodos de estudio. Al anochecer, después de la cena, unos vieron un clásico moderno del cine de Hollywood: Mejor imposible; y otros jugamos una partida de Risk, que se alargó hasta las tantas de la madrugada y que terminó ganando Vicente. Luego del Risk, algunos aprovecharon y estuvieron viendo estrellas.

A la mañana siguiente, tras el desayuno y la misa, un grupo se fue de monte slow y otro se quedó estudiando. Tras una mañana intensa, comimos una paella hecha por Santi y su equipo. Tertulia de sobremesa y de regreso a Pamplona, listos para afrontar con ganas este cuatrimestre.

Aventura de 1493 metros

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya empezó el nuevo curso académico, y con este las actividades en Velate. El fin de semana pasado fuimos con destino a San Donato, con una altitud de 1493 metros y un desnivel de 899 metros.

De nuestros veteranos estuvieron: Chema, D. Chema y Adrià, y de los recién llegados: Vicente, Carlos Luis, Pedro, José María y Nick. Esta fue la oportunidad perfecta para mostrarles a ellos, parte de la belleza que ofrece Navarra. No sólo de la riqueza paisajística, sino de su cocina, gracias al equipo de Chema, que con sus chistorra y huevos nos brindaron la energía necesaria para coronar el San Donato en dos horas y quince.

Sin duda, una excursión que valió la pena ser vivida y uno de los planes que más será recordado en el año, no sólo por ser el primero, sino por lo bien que nos lo pasamos.

¿Y el verano?

keepcalm

Se acabó el año académico, pero aún quedamos personas por aquí.

Las recuperaciones no son para pasar una asignatura, son para cerrar el año académico personal con un listón dorado.

Mucho ánimo, y como dice un velatiense: “¡A por ello!”

¡Hasta luego CORE!

10665150_344107972462733_8566485241137240339_n

Este año ha sido increíble para nosotros. Velate, como cada año, se sumó a las actividades de CORE (una asociación para la integración social de inmigrantes en la que hay de todo, gente proveniente desde Shangai hasta Tumbuctú y desde Puebla hasta Santiago de Chile) y este viernes fue nuestro último entrenamiento del año con los niños de la fundación. Y para celebrarlo, tuvimos una merendola al final. Y como no podía faltar, el sábado tuvimos nuestro último partido.

Al final la experiencia de, ver a los niños sonreír y verlos jugar con niños de otros lugares y de diferentes culturas, no tiene precio.

Son miles de historias, y un pasillo para la esperanza.

¡Nos vemos CORE!