Belabarce, paraíso intelectual

El pasado viernes, 4 de noviembre, salimos por la tarde rumbo a Belabarce, un refugio de montaña en pleno pirineo navarro. Muchos de los que íbamos ya habíamos estado en septiembre, durante la convivencia de inicio de curso. Aunque contábamos con nuevos fichajes: Gabriel, William, Efrén…  Y es que Berlabarce nunca defrauda. Es un lugar al que siempre se quiere volver.

El viernes por la noche cenamos -especial mención merecen los chefs revelación de la temporada: Iñaki A. e Iñaki P.- y más tarde tuvimos un rato de tertulia antes de irnos a la cama. El sábado fue un día muy completo. Ángel, Alberto, Andrés, Javier y algunos más aprovecharon la mañana para hacer una excursión de montaña: subir el Txamantxoia. Otros tantos, con Richard a la cabeza, decidieron dedicar unas horas al estudio. Un poco antes de comer llegaron Efrén, Oier, Don Chema y William. Tuvimos Misa y luego una estupenda comida. En la tertulia contamos anécdotas divertidas de la Universidad. La tarde fue más tranquila. Casi todos estuvimos estudiando hasta las 8, hora en la que tuvimos una meditación y Bendición con el Santísimo. Después de la cena, al más puro estilo mexicano, Pablo organizó un cine-fórum sobre la película Tomates verdes fritos, un clásico de los años 90.

La lluviosa mañana del domingo la pasamos estudiando casi todos, aunque hubo algunos valientes como Javi y Ángel que se atrevieron a dar un paseo por el valle. Otros fueron a Isaba a ver el partido Madrid-Osasuna en un plan liderado por Iñaki P., promotor del Palco Liga BBVA de Velate. Antes de comer, muchos nos sentamos en la sala de estar para leer alguna novelilla al calor de la chimenea. Después de la comida del domingo y ovacionar a los maestros cocineros, salimos de vuelta para Pamplona, con las  ganas de volver a Belabarce cuanto antes.

Fin de Semana en Belabarce

El próximo viernes 4 de noviembre nos vamos a pasar el fin de semana a Belabarce. Habrá excursiones de monte, deporte, tertulias, cine-fórum, tiempo para estudiar, buena gastronomía y gratos paseos por el valle. El precio será 35 euros. Para más información y solicitar plazas, hay que hablar con Jotas. ¡No te lo pierdas!

 

Comenzamos el curso con buen pie

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hemos comenzado un nuevo curso hace apenas un par de semanas y ya hemos hecho dos excursiones multitudinarias de BTT… en la sección del club de BTT está colgada la “crónica” de la última excursión. Allí encontraréis más fotos y una breve sinopsis (término espantoso, que se refiere al resumen que haces de algo que has vivido o leído y que se emplea, hasta el agotamiento intelectual, en la asignatura de lengua en la E.S.O…; no confundir con sinapsis… que es otra cosa que hacen las neuronas entre sí… (perdón por el pedazo paréntesis, prometo no repetirlo a menudo))… breve sinopsis de la etapa por las Bardenas (no lleva tilde en la 1ª “a”, Javi).

En fin, que espero que hayáis comenzado a estudiar ya porque las matrículas se sacan en Septiembre… 

Un saludo a todos.

P.D.: Dentro de poco comenzaremos una etapa de cambios informáticos y estéticos en Velate, todos ellos dedicados al bienestar y disfrute de todos los socios y aquellos que os asomáis por estas lindes.

Excursión a Pirineos

Ayer se montó una expedición bastante numerosa,  de doce velatienses, a los Pirineos. Tras llegar hasta los ibones que hay tras recorrer la canal roya, un grupo de cinco escogidos siguieron hasta el Anayet. Un día muy bueno, en el que bastantes se atrevieron a bañarse en los ibones.

Aquí dejo el testimonio gráfico de parte de la expedición posando delante de uno de los dos ibones.

Efrén


Excursión a Mendaur

A las 11.30, como viene siendo habitual los domingos, tras asistir a Misa, Richard, Javier y Daniel nos fuimos en dirección a Ituren, un pueblo a unos 60 kilómetros al norte de Pamplona. Debido al cierre de los túneles de Belate por un accidente hace un tiempo, tuvimos que dar un rodeo por varios pueblos del oeste de Navarra, para poder llegar a la iglesia de Ituren, desde donde comenzaba nuestra excursión.
Tras una caminata que parecía interminable por el calor y la humedad, llegamos a una presa donde hicimos un alto en el camino para retomar fuerzas, ya que en ese punto comenzaba un ascenso casi vertical por la ladera del monte para poder acceder a la ermita que corona el monte Mendaur.
Al hacer cima comimos unos bocadillos y “de vuelta para abajo”. Ha sido una excursión divertida por la cantidad de animales que nos hemos cruzado y por las disertaciones filosóficas de Richard que nos han acompañado todo el día.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.