Semana Santa por Andalucía

Esta Semana Santa un grupo de Velate estuvo en Andalucía, en donde combinaron la vivencia intensa de esos días con sus famosas procesiones con visitas a ciudades y monumentos emblemáticos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuatro días fuera de Pamplona, a estas alturas, no vienen mal a nadie y así fue. Fueron cuatro días para recorrer y visitar algunas ciudades del Sur de España. En este pequeño viaje, como de costumbre, la casa de los Pardo nos sirvió como cuartel general y desde allí planeábamos la siguiente salida.

El plan fue el siguiente: Miércoles: salida de Velate hasta Jaén. Llegamos por la noche y aprovechamos para ver algo de la ciudad. El Jueves Santo pudimos ver la Procesión del Cristo de la Buena Muerte desde un lugar privilegiado, un balcón enfrente de la salida. Luego, probamos uno de los platos tradicionales de la zona, las criadillas. La noche la terminamos en el Castillo de Santa Catalina.

Para el Viernes Santo, Granada. Recorrimos las calles de la ciudad, vimos la Alhambra, caminamos hacia el Albaicín y José María con Juan Pablo fueron hacía el barrio gitano para ver desde allí el atardecer.

Un Sábado Santo no era tal sin ir a Córdoba. Ese día visitamos la Catedral-Mezquita y aunque algunos queríamos quedarnos, era necesario continuar para recorrer la Calle de las Flores, ver la famosa calle del pañuelo y visitar sus jardines.

Domingo de Pascua, de nuevo Jaén. Con una misa campera y una paella celebramos la Resurrección. Algunos hicieron un recorrido por la finca de los padres  de don Chema y otros aprovecharon para intentar pescar cangrejos en la balsa de la finca, con chapuzón imprevisto incluido.

Cuatro días de descanso y respiro. Luego de esos días, de vuelta a Pamplona para el último mes de clases.

Pintxos, arte y ¿arte?

Este domingo, tres velatienses – Jorge, Joe y Alfonso -, se escaparon a la ciudad que limita al norte, al sur, al este y al oeste consigo misma: Bilbao.

Tras un viaje de dos horas, entraron al Casco Antiguo de Bilbo. Se encontraron con música, danza y más música por carnaval. Para recuperar fuerzas, tomaron unos pintxicos en la Plaza Nueva y conocieron a un personaje de enormes bigotes que recomendó tomar siempre las croquetas de bacalao. Simplemente: más que buenas.

Luego de eso, fueron al Guggenheim para una cita con Alex Katz -junto con su esposa-, para luego saltar al diseño africano con Making Africa. Podríamos decir que encontraron más de lo que esperaban. Aunque, en palabras de Jorge: “eso no era arte”.

Tras unas horas jugando entre las esculturas de Richard Serra, a petición  de Joe , fueron a Getxo para poder ver la ría y el mar. El día se había ido volando, pero por suerte, tras intentos frustrados por salir de Getxo, pudieron ver el puente de Eiffel. Y al fin, tras ver las luces en la ría, tomaron el auto y regresaron a Pamplona para descansar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Siempre nos quedará París

En el último puente que hubo, un pequeño grupo de velatienses se escaparon a París. Juan Pablo tenía que asistir a un congreso en la Université Paris-Sorbonne y se llevó consigo a Javier, Dani, Lakshan y Camilo en un viaje que ninguno olvidará.

Visitaron lugares típicos, desde el Arco del Triunfo hasta los Jardines de Luxemburgo. Lo pasaron genial. Compartimos aquí unas fotos de la corta pero aprovechada travesía por la capital francesa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

UNIV 2013: Viaggio a Roma!

Podría decirse que, en algún sentido, esta Semana Santa ha sido histórica. En Velate no podíamos perdernos la oportunidad de vivirla junto al nuevo Papa, así que nos fuimos unos cuantos a Roma para participar en el Congreso Universitario UNIV y vivir así los días santos en el núcleo de la cristiandad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Salimos el viernes 22 de marzo en un autobús junto con algunos universitarios del Colegio Mayor Belagua y del Colegio Mayor Bidealde. Nos esperaba un largo viaje de casi veinticuatro horas que supimos afrontar con alegría, buena conversación y alguna pastilla para dormir. Hicimos una parada en Altopascio, un pueblecito italiano donde celebramos Misa y comimos en una campa. La llegada a Roma fue al atardecer del sábado. Nos hospedamos en la residencia Salesianum, situada a las afueras de Roma. Allí residirían también asistentes al UNIV de San Sebastián, Valladolid y Méjico, entre otros.

El domingo por la mañana salimos en los autobuses directos hacia el Vaticano, donde asistimos a la Misa de Domingo de Ramos celebrada por el Papa Francisco. Fue nuestro primer encuentro con el nuevo Papa, y tuvimos la suerte de verle un poco más de cerca cuando se bajó del coche para saludar a una familia argentina que conocía. La emoción se palpaba en el ambiente, animado con nuestros gritos de “¡Viva el Papa!”. La tarde del domingo pudimos entrar en la Basílica de San Pedro, donde rezamos frente a los restos de Juan Pablo II.

Al día siguiente recorrimos diversos lugares de Roma. Comenzamos por una visita a Villa Tevere, la sede central del Opus Dei. Más tarde, algunos fueron a visitar los Museos Vaticanos. Solíamos comer en el Palazzo Ferraioli, situado en Piazza Colonna, un edificio alquilado para las comidas del UNIV. Ese día, después de comer,  nos esperaba un interesante encuentro Juan Vicente Boo, corresponsal del diario ABC en la Santa Sede. Fue una tertulia muy dinámica de preguntas y respuestas donde salieron temas tan diversos como la renuncia de Benedicto XVI, la personalidad del nuevo Para o el futuro de la Iglesia.

El martes fue un día especial, ya que muchos lo dedicamos al completo al Congreso UNIV, que se celebraba ese día en la Universidad de la Santa Cruz, cercana a la Piazza Navona. El tema del congreso era el descubrimiento de la identidad humana en un mundo cada vez más digitalizado, donde la frontera entre lo virtual y lo real muchas veces difusa. Algunos de Velate –Andrés, Pablo, Cristian y Jorge- echaron una mano en los eventos del congreso.

La semana fue cobrando intensidad a partir del miércoles. Ese día asistimos por la mañana a la primera Audiencia General del Papa Francisco. Algunos afortunados –Alberto, Jotas, Cristian, Efrén y Patrick- consiguieron entradas “vip” para sentarse cerca del Papa y poder saludarle al terminar la audiencia. Por la tarde tuvimos un encuentro con Mons. Javier Echevarría, Prelado del Opus Dei. Al mismo tiempo, estos días tuvimos la oportunidad de pasear por lugares típicos de Roma como Piazza Venezia, el foro romano, Campo dei Fiori, etc.

El Viernes Santo Jotas y Alberto alquilaron unas bicicletas para ver Roma “sobre ruedas”: toda una experiencia. Ese mismo día pudimos asistir al Vía Crucis con el Papa en las afueras del Coliseo, ya de noche. Sorprendentemente, a pesar de estar rodeados por multitudes de las procedencias más diversas, vivimos momentos de silencio y especial recogimiento.

El Sábado Santo siguieron nuestras andanzas por Roma: San Juan de Letrán, la Scala Santa, Piazza del Poppolo, etc. Pablo y Alberto decidieron arriesgarse e ir a la plaza de San Pedro para intentar conseguir entradas para la Vigilia Pascual con el Papa. Tras casi una hora de perseguir a monjas y preguntar aquí y allá, lograron su objetivo y pudieron asistir a la emocionante ceremonia en San Pedro.

El día de partir, que parecía tan lejano, llegó finalmente. Antes de subirnos al autobús pudimos asistir a un divertido show organizado por algunos universitarios para poner la guinda final al UNIV. Terminado el show, partimos rumbo a nuestras casas, con ganas de contar a todos la experiencia de nuestros días romanos, sin duda inolvidables.

Excursión artística a Bilbao

Hacía tiempo que en Velate no organizábamos una excursión artística para ver alguna exposición interesante. Al fin, el domingo 22 de enero, un pequeño grupo fuimos de excursión a Bilbao para ver la exposición del pintor Antonio López en el Museo de Bellas Artes. Estábamos Cristóbal, Sebastian, Santiago, Fernando y Pablo. Después de un par de horas contemplando la variopinta obra del pintor castellano con la ayuda de las “audioguías” disponibles en el museo, dimos un paseo por la zona cercana al Guggenheim, donde nos hicimos algunas fotos. Más tarde fuimos a comer a casa de Pablo unos estupendos canelones. Salimos de vuelta hacia Pamplona poco después de comer, tras tomar unos cafés y echar  unas risas. Fue un plan muy completo y, cómo no, muy contemplativo -también en lo gastronómico-.

Convivencias del puente de Santo tomás

Aprovechando la festividad de Santo Tomás de Aquino (viernes 28 de enero) tuvieron lugar dos convivencias que aquí relatamos.


CULTURA EN MADRID

Madrid llevaba esperándonos desde la vuelta de vacaciones, cuando planeamos esta escapada. Dejamos atrás una Pamplona lluviosa el viernes por la mañana, día de Santo Tomás de Aquino. En el coche íbamos Gabriel, Ramón, Cristóbal, Pablo y Pepe al volante. Antes de llegar a Madrid paramos a comer en el pintoresco pueblo renacentista de Medinaceli, donde dimos un paseo y tomamos un refrigerio con unos buenos bocatas de lomo y morcilla. Llegamos a la capital ya de noche y, después de dejar el equipaje, dimos un paseo guiados por Gabriel, quien no cabía en sí del entusiasmo de volver a estar en su cuidad favorita. El día siguiente un sol espléndido nos saludaba mientras paseábamos por la Castellana y tomábamos un café en el mítico “Café Gijón“, testigo de grandes tertulias de intelectuales como Cela, Delibes o Umbral. Pasamos el resto de la mañana visitando dos exposiciones en el edificio Caixa Forum: una sobre cine de vanguardia y otra sobre Salvador Dalí y Federico García Lorca. Despúes de comer un plato combinado cerca de Atocha, caminamos hacia el Museo del Prado, donde pasamos buena parte de la tarde dejándonos sorprender por sus obras de arte y las explicaciones de Pepe. Pero aún quedaba una tarea por cumplir ese día: visitar un Starbucks. Cristóbal vio cumplido su anhelado sueño y el sábado cenamos unos sándwiches calientes acompañados del mejor café Starbucks. El domingo dejamos Madrid sobre las doce para dirigirnos hacía Segovia, donde nos esperaba la preciosa Granja de San Ildefonso cubierta de nieve. Era un paisaje de ensueño, como sacado de un libro de fantasía de C.S. Lewis. Allí visitamos el suntuoso palacio y nos hicimos unas cuantas fotos en los blancos jardines. Esta fue nuestra última visita, pues salimos para Pamplona a las cuatro de la tarde al son de Brandon Flowers y los grandes temas musicales que Gabriel nos había preparado, contentos por haber pasado un gran puente de Santo Tomás en Madrid.

ESQUÍ EN EL PIRINEO FRANCÉS (Ver fotos)

El jueves 27 salimos de Pamplona cuatro aventureros (Íñigo, Ángel, Alberto y Lolo) hacia Torreciudad con la idea de ir a esquiar el viernes y el sábado. Partimos la mañana del viernes hacia las pistas, y salvo un pequeño retraso, llegamos a las blancas pistas de Piau-Engaly repletas de nieve de cañón. La jornada transcurrió tranquila, pero poco a poco los copos de nieve se precipitaban con más fuerza, y la niebla se quiso dar una vuelta por el Pirineo Francés. En vista del mal tiempo, salimos de vuelta hacia Torreciudad. La nieve no perdonó y tuvimos que poner cadenas tras la primera curva de la bajada del puerto. Cansados pero, sanos y salvos, llegamos por la noche a Torreciudad, donde la cena y la cama nos estaban esperando. El sábado finalmente estuvimos en el santuario de Torreciudad, y tras una gran comida del Cheff Alberto, hiciemos las maletas y volvimos a Pamplona.

Si quieres, puedes dejar tus comentarios más abajo.